Un veterinario se mete cada día dentro de una jaula…

Los animales que están dentro de una jaula lo tiene complicado para recuperarse.

Los perros están hecho para vivir en libertad. Dentro de una jaula se sienten tristes, y poco a poco pierden la energía que antes tenían para correr y jugar. ¡Es una pena! Por desgracia, muchos perros que han sido maltratados o abandonados terminan en las jaulas de los centros de rescate. Estos lugares a menudo no tienen capacidad para acoger a tantos canes. Se ven obligados a tenerlos en situaciones infrahumanas hasta el momento de la adopción.

Esta es, concretamente, la historia del veterinario Andy Mathis. Este hombre colaboraba con una asociación animalista, que recogía animales abandonados y les daba una segunda oportunidad. Visitaba a menudo el centro de esta ONG, y trataba de ayudar a los canes que se encontraban en un peor estado.

Andy Mathis

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *