He perdido a mi perro… ¿Qué hago?

Cuando Pablo y Andrea se dicen “he perdido a mi perro”, lo primero que hacen es también poner carteles por la ciudad.

La joven pareja fue a una copistería y, en apenas unos minutos, imprimió hasta 6.000 carteles con una fotografía y la descripción de su mascota perdida. Después de aquello salieron a las calles. Pablo y Andrea se repartieron los afiches y se dividieron: cada uno se encargaría de “empapelar” una zona de la ciudad. En poco más de una hora, prácticamente toda la Ciudad de Buenos Aires estaba ocupada por sus carteles de “he perdido a mi perro”. ¡Guau, qué rapidez de actuación!

Sin embargo, pasaban los días y este método no daba resultado. Nadie llamaba con información del perro extraviado. Conforme pasaba el tiempo, fueron hundiéndose y empezando a pensar que nunca volverían a ver a su querida mascota. Pero entonces se les ocurrió algo…

he perdido a mi perro

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *